Los financieros de la Comandancia Provincial de Milán, como parte de una investigación coordinada por la Dirección Distrital Antimafia de la Fiscalía, están implementando este jueves en todo el territorio nacional una orden para la aplicación de medidas cautelares contra 42 sujetos de nacionalidad italiana, española y albanesa, por tráfico internacional de estupefacientes, uno de ellos con antecedentes por asociación mafiosa.

En relación con seis de los destinatarios de la citada medida, se están ejecutando Órdenes de Detención Europea específica en España y Holanda por parte de los cuerpos colaterales policiales internacionales competentes con el apoyo de Eurojust y Europol.

Las investigaciones de la policía judicial y económico-financiera, llevadas a cabo por la Unidad de Policía Económico-Financiera de Milán, con la ayuda técnica del Servicio Central de Investigación del Crimen Organizado (SCICO), han permitido reconstruir las operaciones de dos criminales transnacionales distintos asociaciones, capaces de manejar, en total, más de seis toneladas de estupefacientes, como marihuana y hachís, solo en el período comprendido entre 2019 y 2021.

La ruta transnacional del tráfico de estupefacientes, identificada entre España y el territorio nacional italiano, con destino predominante en la Región de Lombardía, ha obligado también a activar los canales de colaboración judicial y policial, iniciados también gracias al apoyo del II Departamento de la Comandancia General de la Guardia di Finanza y la Dirección Central de Servicios Antidrogas (DCSA).

En el transcurso de la investigación -que permitió incautar casi media tonelada de droga, junto con más de mil recargas de cigarrillos electrónicos a base de cannabinoides- se pudo constatar por parte de las asociaciones criminales investigadas el uso de vastas redes logísticas articuladas para el suministro, transporte, almacenamiento y distribución de drogas, creadas a través del establecimiento de múltiples empresas ficticias y el uso de numerosos envíos de cobertura; el uso de dispositivos de teléfonos inteligentes equipados con aplicaciones sofisticadas para la transmisión encriptada de comunicaciones y la utilización de un sistema de transferencia de los productos del narcotráfico ajeno a los circuitos financieros tradicionales, basado en mecanismos de compensación informal de dinero (los llamados hawala o fei chi’en).

Actualmente se están realizando búsquedas en todo el país trasalpino que, con referencia a la ciudad de Milán, ven el uso de unidades caninas antidrogas de la Guardia di Finanza y el Cuerpo de Policía Local de Milán, con el apoyo de la unidad móvil Europol.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.