La Guardia Civil de Valencia (España) en el marco de la operación Springwells, ha detenido en la ciudad a una persona por delitos de robo con fuerza en las cosas, robo de vehículo, hurto de vehículo, falsificación de documentos públicos, desobediencia, conducción temeraria y delito de conducción de vehículo sin haber obtenido la autorización correspondiente. La operación comenzó cuando la Guardia Civil recibió una denuncia por parte del propietario de una conocida discoteca de Sedaví (Valencia). El denunciante manifestó que habían forzado su nave y sustraído la caja fuerte, que contenía 30.000 euros en efectivo.

Poco tiempo después, una patrulla de la Policía Local de El Puig de Santa María (Valencia) que se encontraba prestando servicio por la localidad, pasadas las 4.00 horas, observó un vehículo detenido que tenía pinchada la rueda delantera izquierda y cuyo conductor estaba intentando cambiar el neumático. Cuando los agentes se acercaron para prestar ayuda, el hombre huyó a pie y abandonó el coche. Pese a que los policías fueron tras él, el sospechoso logró escabullirse por las calles de El Puig de Santa María (Valencia). Después, los agentes regresaron al vehículo y, en el maletero, encontraron varias herramientas que posiblemente habían sido utilizadas para diversos robos, como una pata de cabra, destornilladores o una cizalla.Posteriormente, la Guardia Civil fue conocedora de que esa noche se cometió un robo en un polígono industrial de El Puig de Santa María, donde se sustrajo un soldador de alta gama, un ordenador portátil, radiales o baterías.

Finalmente, la Guardia Civil de Valencia procedió a la detención de un hombre de 33 años y nacionalidad argelina por los delitos de robo con fuerza en las cosas, robo de vehículo, hurto de vehículo, falsificación de documentos públicos, desobediencia, conducción temeraria y delito de conducción de vehículo sin haber obtenido la autorización correspondiente. En el momento de la detención, el sospechoso se identificó ante los agentes con un permiso de residencia falsificado.

Los investigadores también se incautaron de cuatro vehículos de alta gama valorados en más de 178.000 euros y que ya han sido devueltos a sus legítimos propietarios. Estos coches fueron utilizados para cometer los delitos con las placas de matrículas dobladas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.