Autoridades de Costa Rica han conseguido interceptar en origen una gran partida de cocaína dirigida a un puerto europeo, en concreto, de Francia. 

Los agentes policiales del país americano hallaron 1,2 toneladas de esa droga en un contenedor marítimo en el área portuaria de Moín, en Limón, asestando de ese modo un gran golpe a los cárteles de la droga de ambos lados del Atlántico.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.