La Guardia Urbana de Barcelona ha realizado una importante operación policial contra el tráfico de drogas a pequeña escala en la ciudad, tras detener a un individuo que transitaba en un taxi con una mochila en la que llevaba, entre otras sustancias, un kilo de ketamina. 

El detenido, que mostró una actitud sospechosa, llamó la atención de los funcionarios, que, al revisarle sus pertenencias, hallaron una bolsa de plástico con un kilo de ketamina, una báscula de precisión, 1.350 euros en efectivo y otras sustancias estupefacientes.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.