La Ertzaintza (Policía del País Vasco) ha detenido en la capital alavesa a un hombre de 66 años por posesión de sustancias estupefacientes. El hombre fue sorprendido en la calle con un kilo de hachís preparado en dosis para la venta, y en su domicilio fueron encontrados otros tres kilos de la misma sustancia.

La mañana del domingo pasado, una patrulla de Seguridad Pública encontró sospechosa la conducta de una persona que deambulaba por la colonia Sansomendi (Vitoria, España) y cuando los agentes lo vieron, trató de esconder la mochila que traía puesta. En respuesta, la policía identificó al sospechoso, y durante un registro preventivo encontraron unas barras de hachís escondidas en botes de patatas fritas.

Tras entrar en el domicilio del hombre y pedir una orden de allanamiento, los agentes hallaron allí tres kilos de hachís, y junto a la cantidad incautada al principio, se incautaron un total de cuatro kilos y medio. También encontraron diversas herramientas para manipular la mencionada sustancia y preparar dosis. Ante estas pruebas, los agentes detuvieron al hombre, acusado de un delito contra la salud pública.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.