El operativo realizado en Colombia permitió desarticular una red que enviaba droga hacia Ecuador. Foto: Captura de video

Once presuntos integrantes de una estructura narcotraficante fueron detenidos por las autoridades del vecino país. La red se encargaba de enviar droga desde Colombia hacia Ecuador. Son cuatro supuestos cabecillas y siete personas que se encargaban del traslado de los alijos.

Se trató de un operativo conjunto de la Fiscalía General de la Nación colombiana, a través de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico. También participó la Policía Nacional de Colombia y la agencia antidrogas de los Estados Unidos (DEA).

La organización delictiva coordinaba el procesamiento, trasporte, camuflaje y envío de cargamentos de heroína, morfina y cocaína a Ecuador.

Los detenidos son: Leiver Andrés Fernández Osorno, alias Chanclas, quien sería el principal cabecilla y responsable de controlar los procesos químicos del estupefaciente; asimismo, sería el principal financiador de la estructura.

También Arcadio Chate Cometa, alias Arcadio, señalado de adquirir los insumos en Cauca y de trasportar los estupefacientes; Rafael Antonio Díaz Hoyos, alias Toño, presunto inversionista de la organización criminal.

El cuarto detenido es Erney Dizu Ulcue, alias Viejorro, la persona que estaría encargada de almacenar la heroína y transportarla.

Modus operandi

Según la Fiscalía colombiana, al parecer esta organización controlaba los cultivos ilícitos de amapola, la extracción del látex y su procesamiento en Caldono y Silvia (departamento de Cauca). Posteriormente, en vehículos acondicionados llevaban el insumo hasta Santander de Quilichao (Cauca). Aquí procesaban la morfina, heroína y adicionalmente el clorhidrato de cocaína.

Finalmente, el estupefaciente era llevado a Cali (departamento de Valle del Cauca). Aquí la red ilegal presuntamente contactaba personas para que cruzaran la frontera hacia Ecuador. La forma era llevando las sustancias ilegales adheridas a sus cuerpos, en maletas de doble fondo o en vehículos acondicionados con caletas.

Una vez en Ecuador, se estableció que las sustancias alucinógenas eran comercializadas, principalmente en Quito y Guayaquil.

Las cuatro capturas se materializaron en Santander de Quilichao (Cauca) y Cali (Valle del Cauca). Los detenidos fueron imputados por delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y concierto para delinquir con fines de narcotráfico. Por decisión de un juez de garantías, fueron privados de la libertad en establecimientos carcelarios.

En el curso de la investigación, a esta red del narcotráfico le fueron incautados 3 kilos 560 gramos de heroína, 109 gramos de cocaína, 2 kilos 325 gramos de morfina, 115 gramos de látex de amapola, dos vehículos.

Además, se logró la captura en flagrancia de otras siete personas que cumplían el rol de trasportadores.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.