Una acción conjunta entre el Grupo Especial de Seguridad Fronteriza (Gefron), el Ejército y la Policía Federal de Brasil sirvió para detener a dos personas y decomisar 218 kilos de clorhidrato de cocaína. El caso ocurrió este lunes (25.07), en la zona rural de Nova Lacerda (a 546 km de Cuiabá), después de que, según todos los indicios, ambos sospechosos aterrizasen en una avioneta que incendiaron para borrar las huellas antes de enterrar la droga.

El equipo de Gefron recibió un aviso anónimo de que en una propiedad rural cerca del municipio de Nova Lacerda había un avión enterrado y pistas clandestinas. Al llegar al lugar, los operadores fronterizos encontraron a dos sospechosos que aseguraron no tener conocimiento de los hechos, pero autorizaron el allanamiento. Operadores fronterizos ubicaron una abertura en el bosque y un lugar donde se había removido la tierra, y en el hueco encontraron 200 tabletas de una sustancia análoga al clorhidrato de cocaína, totalizando 218 kilos de estupefacientes.

Los oficiales también encontraron partes de la aeronave, las cuales estaban destrozadas y con indicios de que le habían prendido fuego, posiblemente para ocultar la identificación. En el sitio también se encontró una pista clandestina, que posiblemente fue utilizada por aeronaves para descargar estupefacientes en el sitio. Ante la situación, los sospechosos y el material incautado fueron trasladados a la Comisaría de la Policía Federal en Cáceres, para las demás diligencias que requiere el caso. El daño al crimen es de más de R$ 5 millones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.