Los policías de los escuadrones móviles de las comisarías de Cosenza y Catanzaro, del servicio operativo central de la Dirección Central contra el Delito, junto con personal de los Carabinieri y la Guardia di Finanza de Italia ejecutaron una orden de precaución contra 202 personas, 139 de las cuales terminaron en prisión, 50 bajo arresto domiciliario y doce con la prohibición de abandonar el país. Para un último sospechoso, se aplicó la medida de prohibición para realizar actividades profesionales. Todos están acusados ​​de asociación mafiosa y otros numerosos delitos, destacando por encima del resto el tráfico de drogas, pero también blanqueo de capitales y juegos de azar, todos agravados por métodos y fines mafiosos en el seno de la ‘Ndrangheta.

Asimismo, fueron objeto de embargo preventivo bienes pertenecientes al grupo delictivo, por valor de 72 millones de euros; entre estos se hallan decenas de edificios residenciales y comerciales, un yate, un avión ultraligero y numerosos vehículos y motocicletas.

Los investigadores, para rastrear la densa red de delitos, se sirvieron de las declaraciones de varios colaboradores de la justicia así como de una intensa actividad de investigación en el territorio. Así, fue posible reconstruir la estructura actual de la ‘Ndrangheta en Cosentino, dividida en varios grupos confederados pertenecientes a los notorios clanes de gitanos e italianos.

Ha surgido una actividad delictiva muy densa centrada en el narcomenudeo, la extorsión, el robo, el juego, las lesiones, el blanqueo de capitales, así como delitos contra la administración pública como la perturbación de la libertad de las licitaciones, la corrupción y la violencia o la amenaza a un funcionario público. Un alcalde y dos concejales están involucradas en la operación como investigados, según detallan distintos medios del país transalpino.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.