Una operación conjunta desarrollada por la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña en el barrio de Sant Martí, en Barcelona, sirvió para poner fin a las presuntas actividades delictivas desarrolladas por un joven dedicado a adulterar y vender relevantes cantidades de cocaína.

En el registro de su domicilio, los policías de ambos cuerpos hallaron más de 350 gramos de cocaína, 266 gramos de sustancia para el corte de la droga, más de 11.000 euros en efectivo, una defensa extensible y una pistola tipo táser, entre otros indicios de la actividad delictiva investigada.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.