El departamento de Interpol de Paraguay, con sede en Asunción, consiguió llevar adelante la detención de Roberto Carlos Crespo, presunto gran capo de la droga peruano que se refugió en el país tras saberse perseguido en virtud de una notificación roja a nivel mundial de la agencia policial.

Las autoridades le acusan de enviar toneladas de cocaína hacia distintos puertos españoles, entre ellos el de Valencia, además de drogas de diseño.

El arresto se produjo en la ciudad de General Francisco Caballero Álvarez (Puente Kyjhá), a cargo de la Policía Nacional paraguaya. Las autoridades competentes señalaron que el ahora detenido enviaba las cargas de droga dentro de maquinaria o electrodomésticos que partían de Lima, capital de Perú, hacia los distintos puertos españoles, por vía marítima.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.