La última operación contra el tráfico de drogas que sirvió para desmantelar la gran ruta de la marihuana entre España y el Norte de Italia, con epicentro en Milán, incluyó la detención del fiscal jefe de los árbitros de Italia, Rosario d’Onofrio, alias Rambo, por su presunta participación en varias funciones del grupo delictivo desmantelado.

Su detención ha provocado su inmediata dimisión, ya que, como se sabe, su cargo consiste en la comprobación de cualquier irregularidad presente en el sistema arbitral del país trasalpino, con máxima responsabilidad en el Scudetto. La Guardia di Finanza considera que el ya ex fiscal de los árbitros de la AIA participaba tanto como correo de la droga como en la localización de escondites para su almacenaje.

Su arresto ha provocado una cascada de reacciones en el fútbol italiano, cuyos responsables han mostrado su sorpresa ante lo sucedido. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.