La media fue aprobada por los parlamentarios y hay al menos dos que afirmaron consumir marihuana.

Unos 78 de los 155 diputados chilenos fueron sorteados el miércoles para someterse a una prueba obligatoria de cabello que detecta la presencia de drogas, luego de que los mismos parlamentarios aprobaran la medida.

El examen, que se realizará en un laboratorio de la Universidad de Chile, fue aprobado a mediados de julio por el pleno de la Cámara de Diputados, que también determinó que los resultados serán públicos y que, en caso de ser positivos, se podrán informar al Ministerio Público.

El diputado Raúl Soto explicó a los periodistas en el Congreso que los diputados sorteados esta jornada deberán realizarse el examen entre el 22 y el 30 de agosto y que los resultados estarán disponibles 10 a 15 días después. Más adelante deberán testearse los 77 diputados restantes.

Al menos dos diputados informaron públicamente que son consumidores de marihuana antes de los exámenes, entre ellos Jaime Sáez, de la coalición oficialista Apruebo Dignidad. El 30 de julio Sáez declaró a periodistas que consume marihuana aunque “no me abastezco de manera ilegal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.