Anoche (jueves, 28 de julio) y el pasado viernes, el equipo Harc de la Aduana de Róterdam interceptó cocaína en el puerto holandés durante varios controles. En total, se trata de 475 kilos de droga. El valor en la calle de estos cargamentos supera los 35 millones de euros.

El primer alijo se interceptó el viernes pasado, cuando los funcionarios de aduanas encontraron 10 bultos grandes que contenían un total de 300 paquetes de cocaína en un contenedor cargado con material de desecho procedente de Colombia. Los narcóticos estaban destinados a una empresa en Maassluis, en Países Bajos.

Una semana después, anoche, funcionarios de Aduanas encontraron 175 kilogramos de cocaína en un contenedor cargado con accesorios de maquillaje provenientes de Panamá. Los estupefacientes estaban escondidos en 10 cajas. El contenedor estaba destinado a una empresa de Ámsterdam.

El equipo Harc, una asociación de Aduanas, FIOD, Policía Portuaria y el Ministerio Público, está investigando más a fondo los casos. Desde entonces, las drogas han sido destruidas. Las empresas probablemente no tienen nada que ver con el contrabando.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.