En la madrugada de este martes, la Aduana del puerto de Róterdam interceptó dos envíos de cocaína durante un control en la dársena. En total, se trata de 866 kilos de droga. El valor en la calle de estas dos incautaciones supera los 65 millones de euros.

El primer lote fue interceptado ya en un parque empresarial en Róterdam. La Aduana halló 361 kilos de cocaína en un contenedor cargado con maní (cacahuete) procedente de Argentina.

El equipo de HARC inició una investigación al respecto, que condujo a otro contenedor del mismo remitente, carga y destino final. En él, los funcionarios encontraron 505 kilos de droga. Desde entonces, los narcóticos han sido destruidos

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.