En desarrollo de una operación coordinada y combinada entre Unidades de la Armada de Colombia, la Policía Antinarcóticos y la Agencia de Protección Aduanera y Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), fueron incautadas 1,6 toneladas de clorhidrato de cocaína que se encontraban ocultas en dos contenedores, en Santa Marta – Magdalena.

Estos contenedores habían sido previamente perfilados por el Programa Global de Control de Contenedores por el presunto transporte de sustancias ilícitas, por lo que Marinos de Colombia de la Estación de Guardacostas de Santa Marta de manera coordinada con efectivos de la Policía Antinarcóticos realizaron una inspección en la zona portuaria de la ciudad.

Durante los registros, un canino antinarcóticos de la Institución Naval logró detectar los 1.637 paquetes rectangulares con características similares a las de los alcaloides, los cuales estaban ocultos en diferentes cajas de productos de exportación. Al realizar la Prueba de Identificación Preliminar Homologada – PIPH, a la sustancia hallada en los paquetes, arrojó positivo para 1.637 kilogramos de clorhidrato de cocaína, los cuales tendrían como destino al puerto de Amberes, en Bélgica y pertenecerían a una estructura de narcotráfico asociada al Grupo Armado Organizado Clan del Golfo, que cuenta con alianzas criminales dentro de los puertos y terminales marítimos de Estados Unidos y Europa.

Durante la operación no se produjeron capturas; entre tanto, las sustancias ilícitas incautadas que superan los más de 98 millones de dólares, fueron puestas a disposición de las autoridades competentes. Esta incautación representa una importante afectación a las finanzas de las organizaciones narcotraficantes que delinquen en el Caribe colombiano, evitando además la comercialización de más de cuatro millones de dosis de esta sustancia en el mundo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.