Unidades de la Armada de Colombia en un trabajo y esfuerzo conjunto con el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, en desarrollo de dos operaciones lograron incautar 383 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

El primer resultado se dio durante el desarrollo de una operación conjunta con el Ejército Nacional en zona de fondeo de Caño Dulce – Tubará, en el departamento de Atlántico, donde previamente se había logrado detectar una embarcación de bandera liberiana que tendría como destino final Países Bajos, con una posible contaminación con estupefacientes. Hasta el lugar llegó personal de la Estación de Guardacostas de Barranquilla, quienes inspeccionaron y registraron minuciosamente la embarcación, hallando en uno de sus compartimentos dos mochilas con 65 paquetes, que al ser sometidas a la Prueba de Identificación Preliminar Homologada – PIPH-, arrojó positivo para 60 kilogramos de cocaína.

Entre tanto, Marinos de Colombia de la Estación de Guardacostas de Santa Marta de manera conjunta con una aeronave de la Fuerza Aérea Colombiana, combinaron sus capacidades para lograr la interdicción marítima de una embarcación tipo ‘gofast’, que se desplazaba de forma sospechosa a 80 millas náuticas al noreste de Riohacha – La Guajira. A bordo de la motonave tripulada por tres sujetos, fueron hallados 13 costales con 323 paquetes rectangulares con alcaloides, que tendrían como destino República Dominicana.

Con estos dos alijos, que presuntamente pertenecerían al Grupo Armado Organizado Clan del Golfo, se logró la incautación de un total de 383 kilogramos de clorhidrato de cocaína y se evitó la comercialización de más de 950 mil dosis en el mercado ilegal internacional, afectando en más de 14 millones de dólares a las finanzas de las organizaciones de narcotráfico que delinquen en el Caribe colombiano.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.