Una doble investigación desarrollada por los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña (España) en las zonas de Selva y Gironés, en la provincia de Girona, sirvió para desmantelar dos plantaciones de marihuana de grandes dimensiones, una exterior y otra interior.

La primera de ellas se localizó en las cercanías de Osor, donde los Mossos detuvieron a tres hombres por cultivar 3.127 plantas en zona boscosa. Las especies tenían un gran tamaño.

La segunda plantación se halló en Sant Julià de Ramis, donde los agentes arrestaron a otros dos hombres por un cultivo indoor de 602 plantas con todos los sistemas precisos para su mantenimiento, tales como iluminación o ventilación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.