La Policía Federal de Brasil, en siete acciones diferentes, ocurridas entre el 22 y el 24 de julio, en el Aeropuerto Internacional de São Paulo, incautó casi 60 kg de cocaína a pasajeros. Los pasajeros, así como la droga incautada, tenían como destino países de África, Europa y Asia, todos ellos por vía aérea sobrevolando el Atlántico. El citado aeropuerto se ha convertido en una gran lanzadera de droga, complementando así las numerosas salidas de cocaína por vía marítima existentes en el país brasileño. 

Cocaína en distintos escondites / PF

Un angoleño, residente en el país desde 2009, que pretendía abordar un vuelo a Kigali, en Ruanda, fue capturado por policías federales con 10 kg de cocaína escondidos dentro de sus jeans. Otro pasajero, de nacionalidad nigeriana y que ingresó a Brasil acogiéndose a la Ley de Refugio, transportaba 30 paquetes de champú con casi 19 kg de cocaína. El hombre pretendía llevar la droga a Douala, Camerún.

En otra acción, un estadounidense de 76 años, que se dirigía a Nueva Delhi, India, fue sorprendido con más de 2 kg de cocaína, escondidos en falsos fondos de su equipaje de mano. También en el equipaje de mano, llevado por un hombre, de nacionalidad nigeriana, la policía federal encontró más de 4 kg de cocaína escondidos en 4 sandalias y 2 carteras. El sospechoso pretendía llevar la droga a Doha, Qatar.

Otros hallazgos de cocaína / PF

Otro sospechoso, también solicitante de refugio, llevaba 4 kg de cocaína, distribuidos en 16 paquetes, adheridos a su cuerpo. El hombre tenía como destino final la ciudad de Lagos, Nigeria.

Unos 15 kg de cocaína, compactada y en forma de ladrillos, estaban dentro de una maleta que llevaba un brasileño, residente en Dublín, Irlanda. El sospechoso le dijo a la policía que regresaba al país donde reside, luego de venir a Brasil para participar en un campeonato de juegos de cartas.

El último arresto, realizado el domingo (24), fue de una mujer, de nacionalidad sudafricana. En los fondos falsos encontrados en su maleta, policías federales sustrajeron 4 kg de cocaína. La sospechosa abordaría un vuelo a Johannesburgo, Sudáfrica, con escala en Dubái, Emiratos Árabes Unidos.

Los detenidos serán presentados ante el Tribunal Federal, donde podrán responder por el delito de tráfico internacional de drogas.

Post Views: 4

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.