Francisco Torres Carranza, el Duranguillo, y sus escoltas del Cártel de Sinaloa acusaron tortura, al tiempo que el líder enfrenta al menos siete cargos criminales luego de que fuera detenido tras un fuerte enfrentamiento contra el Ejército en Sonora.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), los cuatro sujetos arrestados en Altar el pasado 2 de julio ya están judicializados tras una audiencia inicial que se prolongó alrededor de 11 horas, pero que continuará para determinar su eventual vinculación a proceso.

Francisco Sergio Méndez, delegado de la FGR en Sonora, respondió en conferencia que el Duranguillo enfrenta acusaciones por su probable participación en los delitos de delincuencia organizada, homicidio, homicidio en grado de tentativa, delitos cometidos contra servidores públicos, delitos sobre posesión de cargadores, cartuchos, acopio de armas y cohecho.

Hicieron alegaciones por parte de los defensores alegando actos de tortura”, precisó el funcionario de la dependencia ministerial de la federación.

Células de los Cazadores y Gente Nueva son identificados como brazos armados de los Chapitos que desataron el terror en la ciudad de Sonora.

Cohecho porque en el momento de que estaban ya, prácticamente sometidos, hubo ofrecimiento a los captores de una cantidad de dinero

Por lo pronto, el juez calificó como legal las detenciones, aunque su defensa haya querido frenar el aseguramiento al referir presuntos maltratos del personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el resto de autoridades que participaron en el aseguramiento, cuyo saldo final también dejó un soldado muerto y otro sicario abatido.

El delegado de la FGR informó que no había registros de requerimientos contra el Duranguillo y actualmente están en revisiones para saber si este capo es buscado por autoridades de Estados Unidos como el Departamento de Justicia, debido a sus nexos con el grupo criminal dedicado al trasiego de drogas.

Ese es un tema que lo estamos viendo, lo estamos viendo con el consulado, con la embajada, vamos por ese camino

Elementos del Cártel de Sinaloa rodearon al ejército mexicano, en intento por sobornarlos con 10 millones de pesos para la liberación de «El Duranguillo».

En tanto, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana confirmó que este sujeto conformaba parte del liderazgo de los Cazadores, quienes actúan como brazo armado de la facción de los Chapitos del Cártel de Sinaloa.

Francisco Sergio Méndez cambió un poco la narrativa oficial ofrecida por la Sedena y aseguró que la patrulla de militares que interceptó al Duranguillo estaba conformada por apenas 12 elementos, cuando la dependencia castrense señaló a 15 soldados.

Además, aumentó de 60 a 80 los agresores que rodearon las dos unidades en un Oxxo localizado sobre la carretera al Sáric, en el entronque bulevard Ignacio Pesqueira, donde se desató la balacera y los integrantes del Cártel de Sinaloa ofrecieron 10 millones de pesos a cambio de liberar a su jefe.

Si los enfrentamientos escalaban, precisó el delegado de la FGR, los agresores habrían herido a quienes intentaban rescatar. La Sedena atribuyó el manejo situacional a la capacidad del comandante que encabezaba a la tropa cuando detectaron una camioneta negra con vidrios polarizados que quiso huir y era tripulada por miembros de los Cazadores.

Según el reporte oficial, dos bases de operaciones que estaban cerca del lugar acudieron a reforzar a sus compañeros y establecieron un cerco para inhibir las reacciones de la facción del Cártel de Sinaloa, quienes obstruyeron vialidades con tráileres.

En respuesta al caos que generaron los sicarios, las fuerzas de seguridad desplegaron a 884 elementos del Ejército, Fuerza Aérea Mexicana, Guardia Nacional, Policías Estatal y Municipal de Sonora. No era para menos, pues habían dado con el jefe de plaza en el área de Caborca, Altar, Pitiquito, Oquitoa, Atil y Tabutama.

Este sujeto es hermano de Erick Torres Carranza, Delta 1, supuesto líder del Grupo Delta de los Chapitos en Sonora. Fue asegurado con Ausencio Aboytes González, Juan Carlos Sánchez Chávez y Jesús Artemio Espinosa Martínez, a quienes decomisaron 6 mil 223 cartuchos; 29 cargadores; ocho armas de fuego; y siete vehículos.

La próxima audiencia de continuación será este sábado, donde el juzgador determinará procesarlos y posteriormente, la FGR solicitará intervenciones a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada con sede en la Ciudad de México.

SEGUIR LEYENDO:

El Cártel de Sinaloa desplegó a 60 sicarios contra 15 soldados en arresto del “Duranguillo”
Video: sicarios del Cártel de Sinaloa rodearon a militares y ofrecieron 10 mdp al ejército por “El Duranguillo”
Sonora: balacera en Altar dejó 4 detenidos, además de un soldado y un sicario muertos

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.