El sicario sería uno de los hombres de confianza del capo más viejo del Cártel de Sinaloa (Infobae)
El sicario sería uno de los hombres de confianza del capo más viejo del Cártel de Sinaloa (Infobae)

Distintas versiones señalan que Ismael “El Mayo” Zambada, de 74 años, está enfermo de diabetes. La respuesta sobre quién quedará en el mediano o largo plazo al frente del Cártel de Sinaloa, a menudo descrito como la organización narco más grande y poderosa del hemisferio occidental, continúa siendo una incógnita.

Por un lado están los hijos de Guzmán Loera, mejor conocidos como “Los Chapitos”, y por el otro la estirpe del “Mayo” Zambada y los hermanos del “Chapo” Aureliano y Miguel Ángel Guzmán Loera, “El Guano” y “El Mudo”, respectivamente.

En el caso de los Zambada, las opciones parecían variadas, pero diversas detenciones y accidentes han ido minando las posibilidades. El segundo hijo varón del “Mayo”, Ismael Zambada Imperial, alias “El Mayito Gordo”, parecía ser un fuerte candidato, pues presuntamente se había ganado la confianza de su padre tras la captura de Vicente Zambada Niebla, alias “El Vicentillo”, pero su reciente roce con las autoridades norteamericanas lo pusieron en entre dicho.

El otro hijo menor del Mayo Zambada, Serafín Zambada Ortiz, sobrevivió, pero quedó gravemente herido después de un aparatoso accidente carretero ocurrido el pasado 25 de abril en la ciudad de Caborca, en el estado de Sonora.

El único hijo del Mayo que no caído en manos de las autoridades es Ismael Zambada Sicairos, alias “El Mayito Flaco” y/o “Caballero”, por lo que él y otro sicario identificado como Alfonso Limón Sánchez, alias “El Poncho Limón”, al parecer considerado como uno de los más eficientes, se perfilan para suceder a los capos de la vieja escuela que fundaron el Cártel de Sinaloa.

Alfonso Limón Sánchez, alias "Poncho Limón" (DEA)
Alfonso Limón Sánchez, alias «Poncho Limón» (DEA)

Alfonso Limón nació en 1972 en la comunidad de La Apoma, ubicada a unos 25 kilómetros al sur de la cabecera municipal de Badiraguato.

Su hermano mayor, Ovidio, fue detenido el diciembre de 2011 en Culiacán y extraditado a California al año siguiente. Ahí recibió una sentencia de 10 años de prisión y una multa de USD 600 mil, así como la incautación de dos de sus propiedades, con un valor estimado en USD 2 millones cada una.

De su otro hermano, identificado como Óscar, casi no se cuenta con información.

Sin embargo, sobre Alfonso se sabe, de acuerdo con un expediente de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) de EEUU, que fue detenido en noviembre de 2014 en un domicilio ubicado en el fraccionamiento residencial Privada Pueblo Bonito, del Desarrollo Tres Ríos, en Culiacán.

La operación que desembocó en su detención fue llamada “Narco Polo” y fue coordinada por la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) y la Secretaría de Marina (Semar) de México.

Poncho Limón fue detenido, pero terminó fugándose de la cárcel antes de su extradición a EEUU (REUTERS/Marco Bello)
Poncho Limón fue detenido, pero terminó fugándose de la cárcel antes de su extradición a EEUU (REUTERS/Marco Bello)

Las autoridades lo encerraron en el Penal de Puente Grande, Jalisco, pero inmediatamente después la defensa de “Poncho Limón interpuso amparos para que fuera trasladado al penal de Culiacán.

Desde ese penal “Poncho Limón” batalló en los tribunales contra la extradición, pues la DEA y la Fiscalía de San Diego lo identificaron como uno de los principales coordinadores de trasiego de droga.

El gobierno mexicano concedió la extradición de Alfonso Limón en agosto de 2016, pero un recurso legal frenó el traslado, y siete meses más tarde, el 16 de marzo de 2017, en plena guerra entre “Los Chapitos” y “Los Dámaso”, se escapó del penal.

Desde entonces se presume que ascendió en la organización criminal al grado de llegar a convertirse en uno de los hombres de confianza del “Mayo”, así como de aliarse con “El Mayito Flaco”.

Ismael Zambada García (Oficina del Departamento de Estado de EU)
Ismael Zambada García (Oficina del Departamento de Estado de EU)

La otra posibilidad, no del todo perdida, que podría sumarse a la contienda por el liderazgo del Cártel de Sinaloa recae en una de la hijas del “Mayo” Zambada: Teresita Zambada Ortiz, quien está casada con Juan Carlos Félix Gastélum, apodado “El Chavo Félix” y considerado como uno de los hombres de más confianza de “El Mayo”.

“El Chavo Félix” no cuenta con ninguna acusación criminal en Estados Unidos, pero sí son varios los corridos en México que hablan sobre su fidelidad al narcotraficante más viejo del Cártel de Sinaloa y que nunca ha pisado una cárcel. “Y soy mafioso por si van a hablar, no soy loco, más me gusta la pisteada, soy el yerno del Mayo Zambada”, reza uno de los estribillos.

Además de lo que señalan los corridos y de lo antes citado, es poca la información que existe sobre el yerno del Mayo Zambada.

“El Mayo” Zambada procreó aproximadamente una decena de hijos con seis mujeres. “Tengo a mi esposa, cinco mujeres, quince nietos y un bisnieto. Ellas, las seis, están aquí, en los ranchos, son hijas del monte como yo. El monte es mi casa, mi familia, mi protección, mi tierra, el agua que bebo. La tierra siempre es buena; el cielo no”, declaró el cabecilla del Cártel de Sinaloa en la única entrevista que ha concedido en su vida.

SEGUIR LEYENDO:

El supuesto recibimiento del Mayito Gordo en medio de la incertidumbre sobre su paradero
Más peligrosa que cualquier narco: cuál es la enfermedad que “El Mayo” Zambada no puede vencer
Quién es el yerno del Mayo Zambada que le puede dar batalla a “Los Chapitos”

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.