La Policía Federal de Australia (AFP) incautó el cargamento más grande jamás detectado en Australia del mortal opioide fentanilo, deteniendo más de cinco millones de dosis potencialmente letales de la droga en las calles, luego de una operación conjunta con la Australian Border Force (ABF). Más de 11 kilos de fentanilo puro en polvo y 30 kg de metanfetamina estaban escondidos en el interior de un torno industrial de madera enviado desde Canadá que llegó al puerto de Melbourne en diciembre de 2021.

La AFP, ABF y el Ministerio del Interior establecieron una operación conjunta para identificar a los responsables de la importación del fentanilo, debido a la gravedad que este delito representa para la comunidad australiana. La AFP está buscando información de cualquier persona que tenga conocimiento del intento de importación y está advirtiendo al público sobre los peligros de la droga, que puede ser fatal en una dosis de solo 28 miligramos, o aproximadamente el mismo peso que dos granos de sal. El fentanilo es un opioide de acción rápida que es altamente adictivo y actúa sobre los mismos receptores del cuerpo que la heroína.

La droga se usa principalmente con fines médicos en Australia, pero en los mercados de drogas ilícitas en el extranjero se ha combinado con heroína, a menudo con consecuencias fatales. Las autoridades australianas solo habían importaciones ilícitas de fentanilo en cantidades menores, todas menos de 30 gramos, con el primer caso en 2017.

La investigación sobre la importación comenzó después de que los oficiales de ABF inspeccionaran un contenedor en Melbourne el 3 de febrero de 2022. Los oficiales detectaron casi 60 kg de sustancias en polvo escondidas dentro de cajas de municiones de estilo militar escondidas dentro de un torno de tres toneladas. Oficiales forenses de la AFP iniciaron un operativo de dos semanas para retirar y analizar de manera segura el polvo.

La operación para retirar de manera segura las drogas de la maquinaria involucró a múltiples agencias estatales y de la Commonwealth, incluidas ABF y Ambulance Victoria, que estuvo en espera durante la fase de extracción y deconstrucción de la operación. Los oficiales forenses usaron trajes de protección contra riesgos biológicos durante la delicada y compleja tarea de retirar el polvo del torno para protegerse contra cualquier contacto involuntario de la piel con la droga, que podría causar daño, pérdida del conocimiento e incluso la muerte.

Aproximadamente 27 kg del polvo contenían fentanilo, lo que produjo 11,2 kg de fentanilo puro, equivalente a aproximadamente 5,5 millones de dosis letales potenciales de 30 mg. Los oficiales forenses también retiraron alrededor de 30 kg de metanfetamina, con un valor estimado en la calle de $ 27 millones.

El fentanilo que se vende ilegalmente en Australia generalmente se presenta en forma de parches que se usan para tratamientos médicos, que han sido robados o desviados de suministros médicos legítimos. No hay precedente para poner un valor en la calle a una gran cantidad de la droga.

El comandante interino de AFP, Anthony Hall, dijo que se sabía que los sindicatos criminales de todo el mundo mezclaban drogas ilícitas como la heroína con este opioide sintético, creando un peligroso cóctel de sustancias. “Las personas que usan drogas ilícitas nunca pueden estar seguras de lo que están ingiriendo y esta incautación destaca el juego potencialmente letal de la ruleta rusa que juegan. No queremos que Australia se una a otros países en ese juego mortal».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.