Abdellah el Haj Sadek el Menbri, más conocido como El Messi del hachís, de 38 años, se ha convertido en uno de los delincuentes más buscados de Europa, después de no presentarse a un juicio tras ser detenido por la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional y posteriormente puesto en libertad por la autoridad judicial. Europol le ha situado en la lista de objetivos preferentes a nivel continental, dada su capacidad como presunto jefe de una de las mayores organizaciones narcocriminales dedicadas al tráfico de hachís entre Marruecos, su país de origen, y España.

El Messi del hachís es «buscado por ser el presunto líder de una organización internacional dedicada al tráfico de grandes cantidades de drogas ilegales y lavado de dinero, así como a la tenencia de armas de fuego. Actualmente se le considera el jefe de las mayores organizaciones de traficantes de hachís en España, trabajando en la zona del Campo de Gibraltar, especializada en introducir hachís del norte de Marruecos a España, principalmente mediante embarcaciones fuertes y de alta velocidad», explica Europol. «Una vez que llegaban al suelo europeo, normalmente cargaban la droga en vehículos robados, la transportaban a lugares seguros para esconderla hasta que se vendiera. El prófugo tiene una fuerte red de colaboradores que ejecutan directamente las actividades ilícitas», añade la policía europea.

«Este individuo dispone de abundantes fondos, principalmente de sus actividades ilícitas, y cuenta con una extensa red de vínculos personales y familiares que facilitan su ocultación, tanto en España como en otros países», concluye. Abdellah el Haj Sadek el Menbri, considerado un prófugo «peligroso» por los servicios de seguridad, tendrá más difícil ocultarse de las distintas autoridades policiales a partir de ahora.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.