La Dirección Antidrogas (Dirandro) de la Policía Nacional de Perú desmanteló un entramado delictivo que efectuaba envíos de éxtasis camuflados entre juguetes desde el país sudamericano hasta Bélgica.

Los agentes detectaron que en el interior de juegos de mesa en el área de Los Olivos que iban a ser enviados por mensajería se hallaban miles de pastillas de anfetaminas.

En muchos de los casos, la droga iba a ser enviada simulando a una calavera de tonos rosados. En total fueron incautados 2 kilos de droga. El destino del cargamento era Bélgica. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.