Dos presuntos cabecillas de las redes de traficantes de personas que operan en Europa han sido rastreados en el Reino Unido por la Agencia Nacional del Crimen y extraditados para enfrentarse a un juicio.

Este jueves, 28 de julio, Kaiwan Poore, ciudadano británico nacido en Irán y de 37 años, fue entregado a las autoridades francesas. Fue detenido por la policía en el aeropuerto de Manchester a principios de este mes antes de que pudiera tomar un vuelo a Turquía. Los fiscales franceses acusan a Poore de ser parte de una red de crimen organizado involucrada en el contrabando de personas. Tras su extradición, será detenido por las autoridades fiscales de Lille para ser juzgado.

Su partida sigue a la extradición este miércoles (27 de julio) de Hewa Rahimpur, de 29 años y originario de Irán, quien fue entregado a la policía belga después de aceptar su extradición en una audiencia en el Tribunal de Magistrados de Westminster el viernes 15 de julio.

Los fiscales belgas sospechan que Rahimpur, fotografiado siendo arrestado por la NCA en el este de Londres en mayo, es un miembro destacado de un grupo criminal supuestamente responsable del transporte de miles de inmigrantes desde la costa norte de Francia en botes endebles y ligeros.  Se le acusa de participar en el abastecimiento de los barcos y luego organizar su traslado a la costa francesa o belga, donde se subiría a bordo a los inmigrantes.

Ambos arrestos están vinculados a una importante investigación internacional sobre traficantes de personas en pequeñas embarcaciones, encabezada por la NCA en el Reino Unido, pero que también involucra a las fuerzas del orden en Francia, Alemania, Bélgica y los Países Bajos.

El 5 de julio, en una serie de redadas en toda Europa, se arrestó a unas 40 personas, se incautaron docenas de botes y motores, junto con alrededor de 900 chalecos salvavidas, tal y como informó puntualmente Narcodiario.  Se cree que todos estaban destinados a ser utilizados para realizar peligrosos cruces del Canal.

Dos personas arrestadas bajo sospecha de facilitar la inmigración ilegal en el Reino Unido como parte de las redadas permanecen bajo fianza en espera de nuevas investigaciones.

El subdirector de investigaciones de la NCA, Jacque Beer, dijo: “Los arrestos de estos dos individuos fueron cruciales para una importante investigación internacional centrada en uno de los grupos criminales más prolíficos que se cree que está involucrado en cruces de embarcaciones pequeñas. Donde encontremos que estas pandillas tienen presencia en el Reino Unido, estamos decididos a utilizar todas las herramientas que tenemos para rastrearlas y llevarlas ante la justicia. Los traficantes de personas arriesgan vidas al poner personas en estos botes endebles; es por eso que abordarlos sigue siendo una prioridad para la NCA y nuestros socios europeos”.

La investigación ha visto a la NCA trabajar con las fuerzas del orden en Bélgica, Alemania, Francia y los Países Bajos, así como con Europol y Eurojust.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.