La Policía Federal lanzó este jueves, 22/09, la 2ª fase de la Operación Jumbo, que tiene como objetivo desmantelar una organización criminal centrada en el narcotráfico y responsable por el movimiento de grandes cantidades de dinero. Las ganancias se insertaban en el sistema financiero a través de gasolineras, empresas mineras y empresas de transporte.

La policía ejecutó 23 órdenes de allanamiento y allanamiento, 9 órdenes de aprehensión preventiva, además del secuestro de diversos bienes en las ciudades de Cuiabá-MT, Várzea Grande-MT, Cáceres-MT, Alta Floresta-MT, Mirassol D`Oeste- MT, Pontes y Lacerda/MT, Palmeira D`Oeste/SP, Boa Vista/RR y Mucajaí/RR. Todas las órdenes emitidas por el Juzgado 7 Penal de Cuiabá-MT.

El estallido de esta fase de la Operación Jumbo se debió principalmente al análisis de los celulares de los investigados, incautados en la primera etapa del operativo, entre los que destaca el celular del líder de la organización criminal. En dichos análisis se identificaron otras personas físicas y jurídicas activas en prácticas delictivas y aún no reveladas en la fase inicial de las investigaciones.

Con la acción de este jueves suman un total de cuatro gasolineras secuestradas por orden judicial, presuntamente esenciales para lavar el dinero ilícito de la red. 

Los investigados en la segunda fase de la Operación Jumbo podrán responder por los delitos de blanqueo de capitales y organización criminal, cuyas penas combinadas pueden superar los 18 años de prisión. Continúan las pesquisas e investigaciones contra el narcotráfico, con especial atención a la detención de cabecillas y la descapitalización de organizaciones criminales.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.