Agentes de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y de la Secretaría de Seguridad Estatal, así como policías municipales de Tlalnepantla y Atizapán, decomisaron cerca de 260 kilogramos de diversas drogas.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el aseguramiento se realizó en un inmueble ubicado en Atizapán de Zaragoza que fungía como bodega de narcóticos, pues presuntamente desde ahí eran distribuidas las dosis de droga en varios municipios del Valle de México.

Entre lo decomisado había 18 paquetes con marihuana de 10 kilogramos de peso cada uno, 89 bolsas con marihuana de aproximadamente 83 kilos, 500 gramos de metanfetamina, 100 gramos de un polvo rosa (al parecer cocaína) y diversas bolsas y cápsulas vacías y una selladora.

No se reportaron personas detenidas en el operativo, pero el domicilio quedó asegurado mientras se llevan a cabo las indagatorias para identificar y detener a los responsables. Las autoridades consideraron que “los grupos delincuenciales recibieron un duro golpe a sus ganancias y a sus actividades ilícitas”.

El Ministerio Público solicitó a la Autoridad Judicial librar una orden de cateo para dicho inmueble, por lo que una vez que el mandamiento judicial fue otorgado, efectivos de la fiscalía municipal de Tlalnepantla, en coordinación con agentes de Sedena y municipales, desplegaron el operativo en el domicilio señalado.

Persecución en el Pacífico

Agentes navales interceptaron una narcolancha con tres tripulantes en el puerto de Lázaro Cárdenas.

El pasado 3 de agosto se informó que agentes de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) interceptaron narcolanchas en la costa de Michoacán, donde decomisaron mil 600 kilos de cocaína y detuvieron a tres presuntos delincuentes que transportaban el narcótico.

De acuerdo con el reporte de la dependencia naval, el aseguramiento fue en un poblado de Aquila, municipio disputado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y células de Héctor Zepeda Navarrete, el Teto, y Germán Ramírez Sánchez, el Toro.

El personal que acudió a la interceptación del cargamento pertenece a la Décima Cuarta Zona Naval. Ellos detectaron que la droga llegaría a la comunidad de Barra de Nexpa y vigilaron el recorrido para detener a los transgresores de la ley.

Previos trabajo de campo y gabinete detectaron el trasiego ilícito. De ahí que desplegaron unidades por tierra, mar y aire. En las acciones participó un avión de tipo Persuader, que notó la embarcación furtiva con tres automotores fuera de borda.

En el video difundido por la Semar se observa que la narcolancha fue acorralada y aceleró en un viraje intempestivo para acercarse a la playa, donde descendieron siete sujetos que dejaron abandonado el cargamento.

“Al verse sorprendidos aumentaron la velocidad, llegando a la playa, donde lograron darse a la fuga”, aceptó la dependencia al no poder detener a los narcos.

Los supuestos delincuentes se internaron en la maleza, dejando a bordo bultos negros y rojos que contenían la cocaína, presuntamente de origen sudamericano. Muy probablemente hayan partido desde Colombia o Ecuador, con paso previo a Centroamérica.

Todo lo asegurado fue puesto a disposición de las autoridades ministeriales. Ello incluye los detenidos, 32 bultos, dos embarcaciones con motores fuera de borda; diversos bidones con 432 litros de combustible; y otros efectos, como equipos de comunicación.

La Semar no precisó a qué grupo criminal pertenecería el cargamento, sin embargo, reportes previos han indicado que la costa de Lázaro Cárdenas es disputada por el Cártel Jalisco Nueva Generación y parte del concilio de células michoacanas que conforman a Cárteles Unidos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.