Durante el desarrollo de una operación coordinada entre la Armada de Colombia y la Fiscalía General de la Nación, que contó con el apoyo del Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, se desarticuló una organización de narcotráfico transnacional que delinquía en la costa pacífica colombiana y enviaba grandes cargamentos de estupefacientes hacia Centroamérica y México, principalmente, pero también Europa. Autoridades de Reino Unido aportaron Inteligencia esencial para el buen fin del operativo.

La organización criminal tenía como zona para el acopio y transporte marítimo de narcóticos los sectores del El Venado y Playa Nueva, ubicados en el municipio de Bajo Baudó – Chocó, y contaba con una red en Panamá y Costa Rica para el control de la recepción de los cargamentos de estupefacientes, los cuales, acuerdo a información de la Fiscalía General de la Nación, eran transportados por cárteles mexicanos hacia el país azteca para posteriormente ser transportados hacia los Estados Unidos.

En Colombia se logró la captura de 12 integrantes de esta organización criminal responsables del andamiaje logístico para el acopio y transporte de narcóticos, estas capturas, que fueron realizadas en las ciudades de Bogotá, Manizales, Leticia, Villavicencio, Armenia y varios municipios del Valle del Cauca, fueron el resultado de un trabajo articulado entre la Armada de Colombia y la Fiscalía General de la Nación.

Entre los capturados en Colombia se encuentran alias “Ramiro”, sería el encargado de la coordinación y logística tanto del envío de los estupefacientes, como de la recepción de dineros provenientes de México; alias “Mono”, sería el enlace entre la organización en Colombia y los carteles mexicanos que financian la actividad ilegal. Además, sería el receptor de dineros producto del ilícito; alias “Henry”, estaría reclutando las personas que eran enviadas con el dinero, además de financiar los envíos de narcóticos al exterior, y alias “Jair”, considerado el hombre de confianza de alias “Mono”, al parecer era el encargado de vigilar los centros de acopio para el cargue y zarpe del estupefaciente hacia los diferentes países.

Esta organización, al servicio del tráfico internacional de narcóticos, tenía la capacidad de comercializar mensualmente hasta tres toneladas de clorhidrato de cocaína, evaluadas en más de 100 millones de dólares y estaría siendo liderada por alias “Coronel” y alias “Willi”, quienes fueron capturados la semana pasada durante otra operación.

Al parecer, estos sujetos mantenían alianzas criminales con narcotraficantes extranjeros, quienes a su vez están solicitados en extradición por los Estados Unidos por delitos relacionados con narcotráfico.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.