En el puerto de Civitavecchia, a las puertas de la ciudad de Roma, capital de Italia, los agentes de la Guardia di Finanza efectuaron una gran incautación de hachís. La actuación de los perros adiestrados de las autoridades italianas resultó clave para dar con el punto en el que se hallaba el cargamento, aún por cuantificar, en la zona reservada al equipaje en los bajos de un camión de gran tonelaje que pretendía salir del puerto.

Los perros marcaron con precisión el punto, lo que ayudó a los Financieros a localizar los paquetes de hachís, que llegaron a suelo italiano por vía marítima perfectamente empaquetados y etiquetados con los logos de sus dueños. A la espera del pesaje, el de las últimas horas fue un duro golpe para las mafias criminales de la región central de Italia. El operativo incluyó la detención de la persona que conducía el vehículo, presumiblemente a sueldo de la red delictiva investigada.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.