Más de 100 efectivos de los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña desarrollaron en las últimas horas una gran operación policial para desmantelar una red criminal que dominaba una serie de casas ocupadas en la localidad de Constantí, en la provincia de Tarragona (España).

Medios aéreos, tanto helicópteros como drones, fueron utilizados para aportar apoyo a los agentes en tierra, que hallaron hasta cuatro grandes plantaciones de marihuana con unas 2.000 plantas en poder de un mismo clan familiar que, además de atentar contra la Salud Pública, también robaba la electricidad de todos los ciudadanos mediante enganches ilegales.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.