La Policía Nacional de Ecuador insiste en su lucha por evitar, en la medida de lo posible, la salida de grandes cantidades de cocaína desde el puerto de Guayaquil hacia destinos internacionales, especialmente Europa. En esa estrategia, en las últimas horas ha incautado más de una tonelada al hallar un nuevo centro de almacenaje no lejos de las terminales portuarias.

En concreto, los agentes dieron con una bodega de almacenamiento de arroz en la que se ocultaba gran cantidad de drogas con un peso de 1,4 toneladas. Los agentes, además, detuvieron a tres personas en el mismo lugar en el que se escondían las sustancias.

Al parecer, los narcos disponían allí de todo lo preciso para preparar los paquetes para su posterior introducción en los contenedores marítimos antes de su envío al exterior.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.