Un bebé de diez meses ha permanecido durante tres días ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga capital por sospecha de consumo de estupefacientes, en concreto cocaína según han confirmado a la SER fuentes de la investigación.

El menor ingresó el pasado 19 de agosto y tras permanecer tres días en el hospital fue dado de alta este lunes.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer los hechos. Según el relato de la madre, ella y el pequeño estaban en casa de una vecina cuando el niño se introdujo en la boca algo del suelo. La mujer decidió llevar a su hijo al hospital porque presentaba síntomas de estar adormilado y fueron los análisis de sangre y orina los que detectaron la presencia de la droga en el cuerpo del bebé que estuvo ingreso desde el pasado viernes hasta el lunes.

Los médicos, que ya alertaron al juzgado y a los servicios sociales, advirtieron a la madre que mantuviera al pequeño ingresado más días a pesar de que ella pretendía sacarlo, lo antes posible, del centro sanitario con la excusa de seguir con la recuperación desde casa.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.