Siguiendo el procedimiento habitual en esta clase de narcotransportes de cocaína en altamar, tres narcotraficantes que ocupaban un gran semisumergible en aguas del Pacífico Central procedieron a la apertura de las válvulas para su hundimiento cuando se supieron descubiertos por las autoridades policiales.

El abordaje se saldó, pese a los esfuerzos de los narcos, con la aprehensión de 3,1 toneladas de cocaína.

La operación de las autoridades fue a cargo de la Fuerza Naval de El Salvador, pues el hallazgo de la lancha de perfil bajo (LPV) sospechosa de transportar cocaína se produjo a 470 millas de las costas del país centroamericano.

Los agentes actuaron con velocidad y pericia, pues antes de que el semisumergible se fuese a pique consiguieron recuperar 3.100 kilos de cocaína que eran transportados hacia el Norte, con destino probable en México.

La droga, según compartió el presidente del país salvadoreño, Nayib Bukele, en sus cuentas oficiales, lucía diferentes logos, lo que indica que pertenecería a organizaciones criminales distintas.

El operativo viene a demostrar que el empleo de esta clase de embarcaciones sigue estando muy presente en todo el territorio del Pacífico, lo mismo que en el Caribe.

Autoridades salvadoreñas detallan que con esta incautación, el año 2022 ya ha registrado más alijos de cocaína que 2020 y 2021, a la espera de que se cierre el ejercicio.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.