Este viernes, un operativo conjunto de la Policía Federal y la Receita Federal de Brasil sirvió para interceptar cerca de 2,75 toneladas de clorhidrato de cocaína, que tenía como destino Portugal. El decomiso ocurrió en el Puerto de Vila do Conde, en Barcarena, Pará.

La droga estaba escondida dentro de bolsas de harina de soja, en un contenedor que sería llevado a la ciudad de Sines, en Portugal. Esta fue una de las mayores incautaciones de cocaína de la historia en los puertos de Brasil. Los paquetes lucían el logo que imita la prestigiosa firma Carolina Herrera.

La acción fue el resultado de un trabajo de investigación continuo llevado a cabo por las instituciones. En este decomiso no se detuvo a nadie, pero se abrió una investigación policial para recabar indicios que apunten a la autoría del crimen. La Policía Federal y la Receita Federal ya incautaron más de cinco toneladas de cocaína en el Puerto de Vila do Conde, en los años 2021 y 2022.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.