La Guardia Civil detectó 16,7 kilos de marihuana debajo de los asientos traseros de un coche nuevo que estaba infiltrado en un camión portavehículos en Valencia.

El turismo, de gama muy inferior a la de sus ‘compañeros’ de camión, llamó la atención de los investigadores, que procedieron a su inspección detallada. Fruto de la misma, dieron con un compartimento oculto debajo de los asientos traseros en el que se encontraban las sustancias. La marihuana era transportada en bolsas prensadas y lista para su consumo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.