Las autoridades francesas, en un operativo conjunto con las españolas, asestaron un nuevo golpe a las mafias de la Península Ibérica, que, en conexión con grandes grupos criminales europeos, dominan el negocio de la cocaína a través del Atlántico. Un nuevo velero cargado de droga ha caído en aguas caribeñas.

El operativo, desarrollado por la Aduana francesa, la Police Nationale y la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional de España, se saldó con el abordaje de la embarcación en altamar y la detención de tres personas, dos de ellas de nacionalidad española, una procedente de Galicia y otra de la Comunidad Valenciana.

Un gran buque de la Armada Francesa se desplegó para cerrarle el paso al velero. Del mismo salió una zodiac de menor tamaño con efectivos especializados para el abordaje la detención y la incautación de la droga, superior a una tonelada.

Una vez trasladada la sustancia a tierra en Martinica, las autoridades procedieron al pesaje, alcanzando 1,3 toneladas en manos de los investigados, que quedaron a disposición judicial.

Se trata de una de las mayores intervenciones policiales contra el tráfico de cocaína en altamar en dirección a Europa de los últimos meses y, una vez más, con una persona originaria de Galicia a bordo, tal y como sucede en muchos de los veleros que se abordan en el Océano Atlántico.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.