La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, una de ellas con antecedentes por delitos relacionados con el tráfico de drogas, como presuntos responsables de la explotación de dos macroplantaciones ilegales de cannabis asentadas en las localidades toledanas de Villacañas y Tembleque (España) que sumaban hasta 41.000 plantas de marihuana.

La investigación policial ha permitido a los agentes localizar dos grandes parcelas dedicadas en exclusiva al cultivo de cannabis, en la que también han hallado una zona en la que había 600 plantas en proceso de secado para su posterior distribución y venta. Aunque estas dos macroplantaciones justificaban su actividad argumentando que se trataba de cultivo de cáñamo para uso industrial, la Policía Nacional pudo constatar que lo que aparentaba ser una actividad agrícola había pasado a ser una actividad ilícita, pues las plantas tenían un elevado contenido en THC.

Los responsables de los cultivos, tres varones de 53, 43 y 39 años y una mujer de 48, han sido detenidos como presuntos responsables de la comisión de un delito de tráfico de drogas. En cuanto a las plantaciones, la principal era la de Tembleque, donde se acumulaban 38.000 plantas, mientras que en Villacañas se encontró la también relevante cifra de 3.000.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.