Los agentes especiales de la Drug Enforcement Administration (DEA) de Estados Unidos efectuaron una nueva operación para interrumpir las actividades ilícitas de quienes se dedican al tráfico de drogas en California.

En concreto, los investigadores incautaron unos seis kilos de cocaína y aproximadamente 300.000 dólares en efectivo procedentes del narcotráfico, dando un duro golpe a una de las redes que operan en la región.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.