Agentes de la Guardia Civil han descubierto y desmantelado una nueva célula de la Mafia Albanesa de la marihuana, cuyos miembros se asentaron en un principio en Cataluña pero que ya se han distribuido por toda España. El último escenario es la provincia de Guadalajara, donde los agentes detuvieron a dos individuos de esa nacionalidad de mediana edad.

Los narcos, del mismo modo que ocurría en el resto de campamentos desmantelados en las últimas semanas en varias provincias, vivían sobre el terreno. En este caso, además, disponían de un sistema para captar energía solar y así cargar sus teléfonos móviles, por ejemplo. La plantación se hallaba en una ladera de muy difícil acceso y en ella se erigían 1.300 plantas de gran tamaño.

Uno de los sospechosos cayó sobre el terreno, en el Parque Natural del Alto Tajo, mientras que el segundo logró escapar y fue detenido horas más tarde en una población cercana.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.