Desde su creación, en 1991, la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma de Galicia (UPA) ha aumentado de forma progresiva sus competencias pese a que el cuadro de personal se encuentra al 73% de su capacidad con 364 agentes y, por tanto, con un déficit de casi el 30% respecto a los 500 efectivos que le corresponderían y que la Xunta lleva reclamando de forma reiterada al Gobierno central.

En la convicción de que la función policial debe tener como principio inspirador la prestación de un servicio de seguridad pública, la Policía Autonómica, dentro de su ámbito competencial, diseña sus acciones de acuerdo a las demandas y necesidades de la sociedad gallega.

La Policía Autonómica celebró el año pasado su 30 aniversario. La unidad lleva más de tres décadas velando por la seguridad de los gallegos y gallegas. Durante los meses más duros de la pandemia del coronavirus las fuerzas y cuerpos de seguridad, entre ellas la Policía Autonómica, demostraron un ejemplo de coordinación para garantizar el cumplimiento de las medidas anticovid. Tanto en 2021 como en este segundo año del Xacobeo 21-22, los agentes de la Policía Autonómica velan por la seguridad de los visitantes que llegan a Santiago de Compostela por las distintas rutas xacobeas.

Con más de 30 años al servicio de los gallegos, la Policía Autonómica dispone de una Sección de Protección, con sede en Santiago de Compostela. En esta sede también se ubican los servicios centrales con el Centro de Mando Integrado que recibe los requerimientos de todos los ciudadanos. De la sección de protección depende también los dispositivos de seguridad de los edificios administrativos y del Parlamento gallego, así como la salvaguarda de las autoridades públicas.

Para dar respuesta a las necesidades inmediatas a nivel policial, cuenta con el Equipo de Respuesta Policial (ERPOL). Entre sus funciones se incluye la seguridad en actos oficiales y de las instituciones. Colabora además con el Servicio de Guardacostas de la Consellería do Mar en dispositivos para luchar contra el furtivismo y el marisqueo ilegal en diferentes zonas de la costa gallega, centrándose en salvaguardar y proteger los recursos marinos. De hecho, desde el último trimestre de 2021, cinco agentes conforman el equipo de actividades subacuático para reforzar estos operativos.

Durante el verano, además, personal de este grupo se integra en el Pladiga (Plan de Incendios Forestales de Galicia) para intervenir en sus labores de investigación y prevención. Otros servicios prestados incluyen la protección de víctimas de violencia de género y menores de edad, junto con la protección del medio natural o del patrimonio cultural.

La Policía Autonómica está al servicio de los intereses y necesidades de los ciudadanos gallegos y sus instituciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.