Amenazas de muerte a una alta funcionaria de la Presidencia de Paraguay encendieron las alarmas en las últimas horas en el país sudamericano, luego de contemplar la sombra del Cártel de Sinaloa y sus aliados en el Clan Rotela.

Cecilia Pérez Rivas, actual asesora de Asuntos de Seguridad del presidente Mario Abdo Benítez, confirmó que un grupo de sujetos sospechosos realizaron rondines de vigilancia en su casa el pasado 1 de agosto, quienes se dieron a la fuga después de ser detectados.

No se trataba de un asunto menor, pues las acciones apuntan a labores de la ministra como titular del Ministerio de Justicia de Paraguay, donde estuvo desde noviembre de 2019 hasta febrero de este 2022, cuando pasó al primer cículo del Ejecutivo de la nación.

Federico González, ministro del Interior, dijo a la prensa local que ya hay una denuncia por estos hechos y se ha reforzado la seguridad de la funcionaria. Según medios paraguayos, Pérez Rivas acudió a reportar las supuestas agresiones a la Comisaría 10ª de Asunción.

Pero el temor aumentó en consideración, pues ya había sido informada que cruces de inteligencia identificaron su nombre como uno en la lista de objetivos que podrían sufrir atentados criminales.

Y debido a sus trabajos en dependencias que combatieron al narcotráfico en el país, no debían descartarse detalles que parecieran circunstanciales. Incluso, posibles amenazas de agrupaciones delictivas que en los últimos años se asociaron al Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con reportes preliminares, el nexo fue establecido con el clan familia Rotela, especializado en la venta de crack, cocaína y marihuana, tanto dentro como fuera de las prisiones. Esta organización despuntó desde 2007 en Asunción y Concepción, pero sus alcances actuales se ubican en la mayor parte de Paraguay.

nformes locales señalan que el vínculo entre el Clan Rotela y el Cártel de Sinaloa fue a través del mexicano Jimmy Wayne Gallien Córdova, detenido con tres personas más de la misma nacionalidad en diciembre de 2016.

Familiares del jalisciense han acusado una fabricación de pruebas y falta de evidencias para sustentar vínculos de Gallien Córdova con la organización del crimen transnacional. Por ello acusan que está preso sin motivos y piden justicia.

Pero cuando fue la captura, autoridades paraguayas señalaron que los mexicanos pretendían enviar 308 kilos de cocaína a Holanda y colaboraban con el Cártel de Sinaloa. Que les siguieron la pista durante meses hasta que dieron con ellos y el cargamento en Asunción, para después ser ingresados al penal de Tacumbú. Sin embargo, el originario de Jalisco fue arrestado en un hotel de la capital y el resto en una casa de Villa Elisa, donde estaba el cargamento.

Luego de las alertas recientes, la exministra de Justicia fue clara en apuntar que cualquier advertencia para asesinarla no puede desvincularse de los operativos que se realizaron en sus gestiones, por ejemplo, la demanda promovida en su contra por allegados al mexicano Gallien Córdova.

“Podría hallar algunas convergencias o algunas vinculaciones de otras cuestiones vinculadas a personas de nacionalidad mexicana con la que yo también tuve un enfrentamiento muy fuerte”, apuntó en entrevista radiofónica.

La Policía de Paraguay ya localizó el vehículo marca Chevrolet, modelo Onix de color negro que fue visto dando vueltas dos veces en la residencia de Cecilia Pérez Rivas en dos ocasiones. Han identificado que pertence a una empresa tercerizada y por ello no tenía logos, pero circulaba por la zona, despacio, con ventanillas abajo, porque la compañía queda cerca de ahí. Pero al menos dos de los sujetos que tripulaban el auto no serían empleados reconocidos y en eso seguían las pesquisas.

A esos indicios se añadió el desmantelamiento de un narcolaboratorio en el penal de Tacumbú que supuestamente lideraba un mexicano y pérdidas millonarias contra otros capos locales. Además de los motines que han dejado decenas de muertos por participación del Clan Rotela y sus rivales.

Los enfrentamientos carcelarios fueron intervenidos en su momento por la ministra Pérez Rivas para negociar con los revoltosos, pero ahora identifica que el mensaje sería para aquellos que pretendan afectar sus intereses. Supuestamente, el nexo del Cártel de Sinaloa entabló amistad con el Clan Rotela al interior de la prisión y ahora trabajarían en operativos conjuntos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.