El Plan Regional de Adicciones 2022-2025 contará con 34.1 millones de euros para evitar y prevenir el uso de drogas, el abuso de las nuevas tecnologías y otras adicciones. El último informe de situación desvela la permisividad y aceptación de algunos de estos consumos. Y un dato preocupante: las chicas cogen la delantera entre los 14 y los 18 años.

Comenzamos con el alcohol. Es la droga más consumida en Castilla La Mancha. Forma parte de la cultura general y juvenil y se vincula al ocio. Entre los 16 y los 64 años el consumo es mayor entre los hombres, pero entre las chicas de 14, edad de inicio, y los 18 años hay mas de 10 puntos de diferencia respecto a ellos. Preocupante también que 3 de cada 4 adolescentes accedan directamente al alcohol sin intermediarios. A juicio de la portavoz de la Junta, Blanca Fernández, ésto señala la “permisividad social” que ayuda poco a retrasar el primer contacto de la población jóven con el alcohol. Los tipos de bebidas más consumidos son los cubatas, cerveza y licores fuertes.

En cuanto al tabaco, la segunda sustancia más consumida, el 32,5% de la población fuma a diario. De nuevo, las chicas de 14 a 18 son más fumadoras que los chicos. Entre la población adulta, el consumo de hombres ha bajado 1,5 puntos mientras que el de ellas ha subido 2 puntos. La edad de inicio ha aumentado un año desde 2006, ahora es a los 14 años.

Un tercio de los estudiantes declara haber consumido cannabis alguna vez. Es una droga ilegal pero tiene un alto grado de aceptación. Los hombres son más consumidores. De los 14 a los 18 años el consumo es superior, siendo el de las chicas 2 puntos más alto que el de los chicos. Las primeras experiencias se tienen a los 15.

Los hipnosedantes, vinculados al estres, el insomnio y los problemas emocionales, son usados por el 14% de castellanomanchegos. Estamos 8 puntos por debajo de la media nacional, que es del 22,5%, aunque entre las mujeres está más extendido.

El consumo de otras drogas como cocaína, heroína, éxtasis y alucinógenos se mantiene aunque la muestra es residual.

Preocupa también la adicción a videojuegos, apuestas on line y redes sociales, algo en lo que este plan va a hacer hincapié debido al fácil acceso a internet y las nuevas formas de relaciones virtuales que están afectando a la salud mental.

A traves del Plan Regional de Adicciones se quiere intervenir en materia de drogodependencias y de otros comportamientos adictivos, como son el juego patológico, el abuso de las nuevas tecnologías u otras adicciones comportamentales. Por primera vez, formará parte del Plan de Salud de Castilla-La Mancha, Horizonte 2025, integrándose -como un plan específico- en el conjunto de las actuaciones previstas en la región en materia de salud.

Los objetivos, según Fernández son reducir el consumo de drogas, retrasar la edad inicial de consumo, mejorar la detección precoz, el resultado de los tratamientos, mejorar los conocimientos y la capacitación de los profesionales que intervienen, los sistemas de información, potenciar la investigación y fomentar la participación de entidades sin ánimo de lucro junto con las administraciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.