En la madrugada del miércoles, 17 de agosto, la Receita Federal, la Policía Federal, la Policía Militar de São Paulo y la Marina de Brasil concluyeron los trabajos de localización y aprehensión de 95,83 kg de cocaína escondidos en el casco de un barco en el puerto de Santos.

El hecho se inició cuando la Receita Federal y la Policía Federal realizaron dos decomisos de cocaína, con un peso total de 1.429 kg, en una terminal ubicada en el puerto, lo que levantó sus sospechas. Un buque que transportaba graneles sólidos con destino a Italia, anclado desde principios de agosto, se vio envuelto en un suceso marítimo que motivó la inspección del casco y la ubicación de la droga. El accidente fue provocado por el viento hace unos días.La fuerza de tarea se dirigió al fondeadero y, comprobando la imposibilidad de realizar inmersiones seguras allí, escoltó al buque hasta su atraque en el puerto de Santos. Se sacaron 64 tabletas de cocaína del cofre de mar del barco, un compartimento ubicado en el casco, por debajo de la línea de flotación, destinado al suministro de agua de mar para enfriamiento y otras funciones. A este compartimento solo pueden acceder los buceadores. La droga fue incautada formalmente por la Policía Federal, que continuará con la investigación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.