La noche del 9 de agosto será recordada como una de las jornadas más violentas que se han registrado en este 2022. Narcobloqueos, vehículos incendiados, quema de tiendas de autoservicio y enfrentamientos armados fueron algunas de las acciones que se perpetraron en Jalisco.

Lo anterior se derivó de un operativo desplegado en el municipio de Ixtlahuacán del Río. Como resultado, se lograron asegurar más de una decena de vehículos, un camión tipo “monstruo” con blindaje artesanal, más de 30 armas largas y 4 ametralladoras, además de la detención de seis personas y un presunto agresor abatido.

La intervención de las Fuerzas Armadas tuvo que ver con una reunión entre líderes criminales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), entre los que figuraba Ricardo Ruiz Velasco, alias “El Doble R, lugarteniente de dicho grupo criminal.

Sin embargo, a seis días de lo sucedido, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, confirmó que entre los detenidos no se ecuentran los dos líderes del cártel de las cuatro letras que habrían sostenido dicho encuentro.

A pesar de los disturbios en Jalisco, "El Doble R" no fue detenido (Foto: REUTERS/Fernando Carranza)

Ante ello, se ha cuestionado qué fue lo que llevó a que se registraran los múltiples narcobloqueos que se extendieron hasta Guanajuato si durante las acciones no se logró la captura de los capos.

Una posible respuesta fue brindada por el propio titular de la Sedena, quien reconoció que los militares que participaron en los enfrentamientos no tenían conocimiento de la presencia de algún miembro criminal con alto nivel de relevancia dentro de la estructura delictiva.

“Tuvimos el conocimiento de que esa reunión era entre dos líderes de ese grupo delictivo y llegamos en el momento en que estaba en proceso esta reunión. Dentro de los seis detenidos y el fallecido, no estaban esos dos líderes que se reunieron”

La manera en que las fuerzas federales se enteraron del encuentro fue a través de la presencia de hombres armados que viajaban a bordo de más de 20 vehículos en Ixtlahuacán del Río, por lo que se dio alerta a las tropas disponibles para interceptarlos.

Una reunión entre líderes del CJNG habría ocasionado los disturbios en Jalisco y Guanajuato (Foto: REUTERS/Fernando Carranza)

Al momento en que identificaron un campamento en el que se encontraban los presuntos integrantes de la delincuencia organizada, los efectivos fueron agredidos con armas de fuego. Ante ello se solicitó apoyo para reforzar las acciones de seguridad.

Sin embargo, con el fin de evitar la captura de sus líderes, los agresores comenzaron a bloquear las vialidades de los alrededores para impedir el paso de las fuerzas armadas.

No fue sino hasta que las vialidades habían sido interceptadas con vehículos incendiados que las autoridades se percataron de que en la concentración criminal había capos de alta peligrosidad.

“Estos bloqueos que se empezaron a dar nos dieron la pauta para identificar qué es lo que estaba sucediendo o quiénes eran los que estaban ahí reunidos”

15 vehículos incendiados y 8 bloqueos carreteros fueron los resultados de los disturbios del 9 10 de agosto en Jalisco (Mapa: Jovani Pérez / Infobae México)

Pese a que se implementó una serie de acciones para dar con la ubicación de los capos, no fue posible dar con su paradero. De esta manera, el hecho que de que El Doble R no se encuentre entre los detenidos tiene que ver con el desconocimiento de las Fuerzas Armadas sobre su participación en la reunión.

Cuando se enteraron del encuentro, no sabían si había criminales de alto mando, por lo que su intervención no fue planeada, sino que se habría dado de manera fortuita.

En total, durante el 9 y 10 de agosto se reportaron 8 bloqueos carreteros y 15 vehículos incendiados. Como resultado de los operativos se logró asegurar 40 armas, 10 granadas, 14 vehículos (10 blindados), 3 motocicletas y un dron con explosivos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.