En los últimos años, toda la droga decomisada en Costa Rica era incinerada en los hornos de una cementera ubicada en Cartago; sin embargo, seis empleados comenzaron a robar paquetes de cocaína antes de ser destruida para su posterior venta y ello obligó a modificar el método. Así explican Policías de Costa Rica la causa de que las autoridades ticas hayan ideado un sistema para enviar las sustancias incautadas en el país a Estados Unidos, para que sea allí donde se destruyan. Así ha ocurrido con los últimos 72.000 kilos decomisados, valorados en 1,6 millones de dólares, según explica la fuente policial del país centroamericano.

La droga en el aeropuerto / Policías de Costa Rica

A causa de los robos, «las autoridades judiciales comenzaron a buscar opciones rentables y seguras para deshacerse definitivamente de toda la droga arrebatada a los narcos. Fue allí donde se consiguió a una empresa radicada en Miami, Estados Unidos». Fue por ese motivo que el OIJ (la Policía Judicial de Costa Rica) diseñó todo un operativo con el SERT, UEA, UEI, PCD, GOE de Vigilancia Aérea, Policía de Fronteras, Guardacostas, LINCES, UIP de la Fuerza Pública, unos tres vehículos policiales blindados y aeronaves, para trasladar toda la droga hasta el aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, para posteriormente embarcarla hasta Norteamérica ya en aviones de la Fuerza Aérea de ese país. Allá, toda la droga (cocaína, marihuana, crack, heroína y drogas sintéticas) fueron sometidas a un proceso de gasificación, el cual se considera un proceso limpio para la generación de energía que no genera problemas ambientales ni residuos. A una temperatura de 14 mil grados, toda la droga fue introducida en hornos para su destrucción.

El traslado de las sustancias / Policías de Costa Rica

Una vez que la droga llega a Miami, es trasladada bajo estrictas medidas de seguridad con el apoyo de fuerzas policiales y judiciales de los Estados Unidos. Toda esta droga forma parte de los múltiples golpes que las fuerzas policiales costarricenses le han propinado a diferentes agrupaciones criminales que utilizan el país como punto de tránsito y bodega. Los principales golpes han sido a carteles mexicanos que, desde hace varios años, encontraron en Costa Rica tierra fértil para sus ilegales operaciones.

Los vehículos utilizados / Policías de Costa Rica

La gran mayoría de esas 72 toneladas serían enviadas a Estados Unidos vía aérea y marítima y una parte iba hacia Europa oculta en contenedores con productos de exportación costarricense. Otra cantidad se queda en Costa Rica para alimentar el tráfico y consumo local de drogas.

Post Views: 5

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.