«Explosión de una embarcación, con 5 tripulantes, 130 millas (241 km) al Sur de Palma. Dos de ellos heridos; uno de gravedad que es evacuado por el Helimer 221 y trasladado a la base aérea de Son Sant Joan en Mallorca, donde es atendido por una ambulancia del 061″.

Así informaba Salvamento Marítimo del suceso ocurrido esta semana al Sur de la isla de La Cabrera (Baleares), en aguas jurisdiccionales de Argelia, que se saldó con la muerte de un presunto narcotraficante de nacionalidad rusa. Los tripulantes de la embarcación decidieron plantarle fuego al verse descubiertos por la Guardia Civil, pero las llamas se les fueron de las manos y provocaron una explosión letal. Esa persona que fue trasladada por los servicios de emergencia no pudo superar las severas quemaduras que le provocó la explosión.

El fallecido, de 42 años, era una de las cinco personas que estaban siendo objeto de seguimiento por parte de efectivos de la Guardia Civil, que confirmaron que las víctimas del suceso estaban transportando droga y que decidieron quemar su embarcación para borrar huellas al verse descubiertos. Esa práctica tan arriesgada concluyó de la peor forma posible para uno de ellos. En las próximas horas, el Instituto Armado ofrecerá el balance de este operativo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.