La Policía Federal de Brasil, junto con Gefron y el BOPE, lanzaron la Operación Papiro, que tiene como objetivo combatir el tráfico internacional de drogas en la frontera del país con Bolivia, especialmente en la ciudad de Porto Esperidião. El foco del operativo fue un enclave ubicado en la región Papyrus, por donde entraban y salían grandes cantidades de estupefacientes, especialmente cocaína y sus derivados, muchas veces a través de mulas que viajan a pie.

La pareja detenida en ese lugar fue previamente imputada por la Policía Civil del Distrito Federal por tráfico de estupefacientes y asociación para el tráfico. Ahora en Mato Grosso, los presos usaban mulas que venían a pie desde Bolivia, cargaban la droga en grandes mochilas y recibían grandes cargamentos de estupefacientes en una propiedad ubicada en una región estratégica para el tráfico internacional.

En el punto se incautaron 46 kg de cocaína enterrados en un bidón. En el allanamiento al interior de la residencia se encontró un arma de fuego calibre 32 cargada, una escopeta y otros efectos. También se incautó un vehículo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.