La Fiscalía de Panamá ha interceptado un cargamento de drogas, básculas de precisión, teléfonos móviles y un sistema de drones con los que, según la investigación, se introducían las sustancias en el centro penitenciario de Nueva Esperanza, en el país centroamericano.

Autoridades judiciales de Colón y Guna Yala ponen el foco en conocer la identidad de las personas que operaban tanto fuera como dentro del centro penitenciario. 

La entrada de drogas en las cárceles es muy habitual en todo el mundo, si bien en algunos países se introducen a mayor escala, como presuntamente hacía la red investigada en estos momentos en Panamá

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.