Operación antidroga en la ciudad de Úbeda. Agentes de la Policía Nacional han logrado detener a seis individuos, a los que se les imputa inicialmente un delito de tráfico de estupefacientes. Explican fuentes policiales que uno de los arrestados se encargaba, supuestamente, de suministrar heroína a pequeños traficantes que a su vez la distribuían por la provincia. “El principal investigado adoptaba diferentes medidas de seguridad con el fin de distraer y eludir la vigilancia policial, hasta el punto de utilizar a su propio hijo de ocho años para entregar la droga a los distribuidores”.

Esta operación policial ha venido a denominarse ‘Retorno’. De los seis detenidos, tres de ellos pertenecen al conocido clan de los Pikikis. Y en la misma se han intervenido 450 gramos de heroína, dos básculas de precisión, tres terminales móviles de última generación, y dos vehículos de alta gama. La Policía considera desmintelado uno de los puntos de venta más activo del clan en Úbeda como distribuidor a otros municipios jiennenses. Con las detenciones practicadas y la droga intervenida se ha logrado evitar la venta de 4.054 dosis de heroína, con valor en el mercado de 59.108 euros.

Todo comenzó cuando investigadores del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares recibían información en agosto sobre un individuo que vivía en Úbeda, quien presuntamente estaba abasteciendo de heroína a distintos puntos de venta de la ciudad, Linares y otras localidades de la provincia. La droga le llegaba de localidades sevillanas como Écija y Dos Hermanas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.