Una operación conjunta desarrollada a lo largo de la mañana de este martes por la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Cataluña ha servido para desarticular tres puntos en los que se cultivaba marihuana en los barrios de Horta, El Raval y El Eixample, en la ciudad de Barcelona.

Los registros efectuados trajeron como consecuencia la incautación de 1.100 plantas de marihuana y unos 28 kilos de droga ya en forma de cogollos, lista para su puesta a la venta en el mercado ilícito.

Los agentes desmantelaron las tres instalaciones y detuvieron a tres personas como supuestas responsables de las mismas por delitos contra la Salud Pública en el marco de los tres registros efectuados hasta este momento.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.