Agentes de la Policía Municipal de Madrid con competencias en el área de Arganzuela (Madrid, España) en una operación desarrollada de forma conjunta con la Policía Nacional desarticularon un nuevo club de fumadores que en realidad se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes, el segundo en poco tiempo en el centro de la capital de España tras el descubierto recientemente en Malasaña.

En el marco del registro a las instalaciones, los funcionarios policiales detuvieron a los supuestos responsables, tres personas, e incautaron medio kilo de marihuana, medio kilo de hachís, CBD en forma líquida y en pastillas y 6.300 euros en efectivo producto de las ilícitas actividades que allí se desarrollaban.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.